domingo, 22 de julio de 2018

Pocos días para volver al paraíso.


Ya está aquí un nuevo verano, otro distinto, para mi muy especial.
Con paso firme y alegre apuro los últimos días del mes de julio, entre ríos, campos de helechos, risas, naturaleza y mucho, mucho amor.
En unos días regresaré a mi paraíso, a la playa que me arrulla, a las olas que me traen recuerdos de tantas decisiones tomadas entre medias de su espuma.
Ha sido un año maravilloso, unas preciosas navidades, una inmejorable Semana Santa... una sorprendente primavera, me gusta hacer balance antes de partir. Me siento en paz y profundamente agradecida por todo lo vivido. Quiero llegar!! dormir en mi cama gaditana que tanto descanso me aporta, mirar las palmeras mientras estudio, escuchar el bullicio de mi hogar del que me siento tan orgullosa. Desayunar frente a la bahía, hacer planes futuros a sabiendas que yo propongo y el Universo dispone.
Alma renovada, satisfacción interior profunda, corazón palpitante, ver a mis hijos ir y venir, este año con Lucia!! a la que extrañé tanto el verano pasado.
Deseo observar ese partido de volley improvisado en la arena, sin ausencias, lleno de risas y miradas propias y ajenas, abrir mis nuevos libros, ¡tantos que me han regalado! adentrarme en historias, recorrer los mercadillos, escuchar la guitarra flamenca de algún cantante entre los pueblos blancos de mi Cádiz. Recibir visitas deseadas, agradecidas, generosas, amables.
Os deseo un maravilloso verano pleno de paz y serenidad, que nos invita a la reflexión del amor compartido, del amor que somos, a soltar las ojeras, a descansar. Lo merecemos!!

Todo mi amor.

Almu Fuentes

jueves, 3 de mayo de 2018

Si pudiera...



Si pudiera mandar sobre mi corazón... te elegiría.
Si pudiera controlar mi mente... te escogería.
Si pudiera apartar las memorias de dolor, te abrazaría tan fuerte... que jamás te soltaría.
Si pudiera no pensar en nada más... te pensaría solo a ti.
Si pudiera evolucionar a un nivel de conciencia mayor... lo haría.
Si pudiera atreverme a decirte lo que te he añorado... te lo diría.
Si pudiera sentir más allá de la culpa... me arrodillaría.
Si pudiera atreverme a soñar... solo a ti te soñaría.
Si pudiera entregarme plenamente... solo a ti lo haría.
Si pudiera ser ladrillo y cemento... solo contigo construiría.
Si pudiera elevarme contigo en un vuelo sin fin... solo contigo lo haría.
Si pudiera ser hilo y aguja... solo contigo cosería.
Si pudiera comprenderme... lo haría.
Si pudiera luchar... lucharía.
Si pudiera estar más cerca... lo estaría.
Solo contigo vida mia, solo a tu lado, construiría...
Si pudiera mirarte sin reírme, lloraría...
Si pudiera no ahogarme en tu presencia... respiraría.
Si pudiera renacer contigo... renacería.
Si pudiera pensar en alguien de quién no apartarme... Te elegiría
Y no es tristeza... Es alegria, porque si consiguiera no ser yo.... Sucedería.


Almu



domingo, 31 de diciembre de 2017

Soltar para poder disfrutar...



Recién llegada a Madrid, venía pensando en el avión, que la vida es como un gran escaparate, como si entramos en unos grandes almacenes en donde podemos o no disfrutar de todo lo que haya, sin la posibilidad real de apoderarse de nada. Si por ejemplo entramos en el supermercado, podemos deleitar cada manjar que haya, pero si nos cargamos la mochila de vinos para mañana, se nos llenará, nos pesará y nos impedirá disfrutar de la siguiente sección. Nada es nuestro, aunque a veces lo parezca, ni los hijos, ni las casas, ni los paisajes, ni un olor, ni un sabor, ni una amiga, ni un trabajo, ni una pareja, ni un amor... nada. Hemos de recordar que todo lo que hay es para tocarlo, acariciarlo, probarlo, respetarlo y finalmente soltarlo.
Con las manos siempre libres, no existirá peso, no habrá miedo ni angustia.
Recordaba el nacimiento de mis hijos y lo que he disfrutado en cada momento con ellos, cada vez que intentaba retenerlos, controlarlos, la vida misma me ponía límites y me recordaba que no eran míos, que nada es mío, aunque le ponga nombres y les llame mis hijos, no son míos, que va! no son míos. Tampoco es mía ninguna pertenencia material, no hay jersey tan bueno como para no ser usado, ni copa de cristal tan valiosa como para no utilizarla, no hay rincón que nos pertenezca... todo son pantallas en las que entramos, gozamos, disfrutamos y salimos para entrar en la siguiente.
Vivimos con la necesidad de mantener, de no despedirnos de nada... He pasado 10 días maravillosos en Lanzarote, he desayunado mirando al mar y disfrutado de conversaciones ricas en profundidad, he recorrido carreteras rodeadas de lava, he visto pueblos que parecían de un portal de Belén, he tocado los libros de Saramago, me he sentado en su silla, he visitado el estudio de Manrique y respirado su obra y esta mañana se acababa esa pantalla... entonces he compartido el asiento estrecho de un avión lleno de gente en un ir y venir constante, he saboreado un bocadillo de queso Brie mientras el mundo parecía tan pequeño abajo... y todos son instantes. Al llegar a Madrid, me he puesto los calcetines, el jersey que llevaba a la cintura, el plumífero y mientras esperaba a mis hijos he sentido la lluvia y el frío de una noche cualquiera.
Si sé soltar cada instante, podré disfrutar sin poseer, sin querer hacerme dueña de nada ni de nadie... para pasar al siguiente momento, a la siguiente pantalla.
La vida es como la maleta sobre la que me he sentado esta mañana para poder cerrarla, si la llenas mucho, te pesa, no puedes arrastrarla, eres menos libre, caminas con menos ligereza.
Y ya está, esta es mi reflexión en este día que va acabando y que le llamamos fin de año. No es más que un día normal, en donde no se es más ni menos por poder hacer regalos o cenar mejor. Es un día más de disfrute de lo que fluye, en el recuerdo constante de que nada nos pertenece y no porque no haya abundancia, que la hay, sino porque la maleta tendría que ser tan grande, que si se hiciera nuestra voluntad y no la del Espíritu Santo, nos aplastaríamos y asfixiaríamos con todo lo que fuéramos atesorando.

Todo mi amor

Almu Fuentes

viernes, 3 de noviembre de 2017

Abrazos frente a golpes




Abrazos frente a golpes.
Humildad frente a chulería.
Hijos míos o no míos, hijos de la vida...
Acariciaros, comprenderos, daros tiempo, escucha, piel...
Poneros a la distancia adecuada de lo que escuchamos, vemos y sentimos en estos días.
No nos dejemos manipular, no hay buenos ni malos. Solo sombras frente a luz. Solo chulería frente a humildad. Solo Fuerza contra Poder.

Mirar por la ventana, el otoño está precioso, ha convertido los árboles en un espectáculo de tonos.
Ahora más que nunca, es el momento de elevarse, de mostrar el nivel de conciencia, de ser coherentes. Siempre os digo que no hay tiempo, que es ahora, ahora, ahora... porque además es lo único que tenemos. Pero no como algo pequeño sino INMENSO.

Habrá momentos en los que me sintáis triste, hoy por ejemplo, y es que no tengo la frescura que tenéis vosotros, ni las creencias ni los valores, soy menos libre, y me duele.

Hay unos señores en la cárcel, aquí cerca, privados de libertad y eso me jode... lo sabéis, pero no quiero contaminaros, porque yo soy el receptáculo de viejas historias sistémicas y vosotros sois savia nueva, amor nuevo, menos contaminado.

Solo deciros que la emoción es lo que guía el mundo y que siempre SIEMPRE ganará, la fuerza es la chulería del que somete, del que amenaza, del que mueve los hilos a su beneficio, el PODER es la emoción, sale de adentro y siempre es inmensamente más poderoso.  Y que todo lo que no empatice con la emoción, con ese poder, con esa seducción, como hago yo con vosotros y vosotros conmigo, nunca ganará, nunca convencerá, nunca se impondrá.

Os quiero, os amo

Mamá.



domingo, 9 de julio de 2017

Un silencio conmigo misma





El silencio reina en mi casa, es una sensación extraña a la que me cuesta acostumbrarme los dos primeros días, luego me adapto y lo disfruto. La vida parece ser un continuo fluir y adaptarse, entonces descubres tu propia forma de llenar el silencio, el descanso personal y también material. Menos compra, menos lavadoras, menos lavaplatos, una libertad de movimientos extraña en donde los horarios se detienen y tu propio Ser decide sus ritmos sin pinzas atadas a ninguna cuerda.
El bote de zumo permanece durante varias mañanas, el brick de leche se vacía con lentitud a mi propio ritmo y el sonido es ahora personal, mis pasos, mi música en la ducha, mis latidos, mi respiración, mi teléfono, mis risas, mis suspiros...
Faltan muy pocos días para emprender las vacaciones, irme a mi casa de la playa, volver a desayunar frente a las palmeras, a merced del levante y el poniente, con el ruido de las gaviotas de fondo. Dormir en una cama diferente en la que descanso de maravilla, cargar el coche de tablas, sombrillas y sillas de playa. Subir y bajar escaleras, emprender la lectura de un nuevo libro, dedicarme más tiempo, pensar desde la pequeña terraza observando los caños y los sonidos del chiringuito por la noche...
No va a ser fácil decirle adiós a Lucia y sé que la echaré de menos tanto como ella a nosotros, que haré muchos días Skype mientras la sigo y la acompaño en esta aventura que tanto me ha costado aceptar y con la que estoy aprendiendo a soltar. Madre mía!! qué rápido pasa el tiempo.

Volveré a tomar esa bicicleta imaginaria que he utilizado en ocasiones anteriores y trataré de disfrutar de su experiencia, que se convertirá en la de TODOS. Y no sigo porque lloro... aprender a soltar a los hijos, respetar su propia voluntad no es nada fácil, al menos para mi, pero me enseña un montón, de eso estoy convencida, la experiencia me hará más fuerte, más consciente y todo lo que aprendo podré volcarlo en mi propio crecimiento, en mi propia evolución...

Como dice Enric Corbera, cada día hay que despedirse, aprender a hacerlo con serenidad es el mejor camino, hoy desde el silencio de mi casa y con Jason Mraz de fondo, disfruto de mi espacio, mis pensamientos y mi propio ruido.

Feliz Domingo de Julio!!

Todo mi amor

Almu Fuentes

lunes, 5 de junio de 2017

Planeando vacaciones...






Ha comenzado el mes de junio y me siento a escribir, taza de café en mano y las mimosas adornando la vista desde mi ventana. ¿Has visto Almu como están de bonitas las mimosas este año?... me decía una amiga ayer. Es verdad, a veces vivimos con tanta prisa que no nos paramos a observar la maravilla de paisajes que nos acompañan cada día en lo cotidiano.
Y hoy me paro a reflexionar cuántas cosas hay que no apreciamos si no nos detenemos. Por eso, esta mañana estoy haciendo un bonito ejercicio de atención plena. He mirado mi habitación, mi cama, mis sabanas, esa luz maravillosa que entra por mi ventana, la ropa de invierno ya guardada y la de verano de regreso al armario. Me he sentado a saborear una tostada con mermelada y pimienta negra, que me encanta, he colocado la colchoneta y el zafú y me he sentado un rato en silencio conmigo misma, respirando, con una música relajante de fondo y un incienso que llena mi espacio de olores a madera. Es en esos momentos de serenidad profunda cuando conecto con mi esencia, cuando dejo los personajes que me acompañan y me siento conectada con el Uno, con la totalidad, con el Campo.
Cada mañana cuando me despierto, le deposito al Espíritu Santo mi día, pidiéndole que se haga su voluntad y no la mía. Y soy consciente de que cuando me flexibilizo, cuando no controlo, soy guiada, soy acompañada y dirigida a aquello que forma parte de mi aprendizaje, de mi experiencia.
Cada día, cada amanecer, me aporta aquello que soy, cada noche antes de acostarme miro desde mi terraza la grandeza de la noche y me siento en paz.
Nada que objetar a lo vivido, doy por bueno todo lo aprendido, todo lo experimentado, cada sentimiento, cada emoción, tratando de no catalogarla, de no ponerle un nombre, sino sencillamente permitir que sea, que ocurra...

Esta mañana me estoy divirtiendo en buscar un viaje para hacer en verano, teníamos varias alternativas y creo que vamos a decidirnos por Grecia. Sonrío al ver las preciosas casitas de Santorini, que paisajes tan románticos! y me imagino allí, sentada frente al mar, entre las calles con colores blancos y azules, paseando por las calles de Atenas, templos y Dioses, origen de civilizaciones y me llena de felicidad, de alegría, de serenidad y sobre todo de ilusión.
Que bonita sensación es planear un viaje, imaginar y elegir los lugares que deseas visitar, regalarte espacios nuevos, tomar un avión y adentrarte en nuevas experiencias, darte cuenta de que el mundo este en el habitamos está lleno de rincones mágicos, con historias propias...

Y así, desde un lunes precioso en Madrid, feliz y serena, planeando parte de mis vacaciones, os deseo a tantos lectores, desde tantas partes diferentes del mundo, que tengáis un maravilloso mes de junio lleno de todo aquello que os haga felices.

Gracias por leerme, todo mi amor,

Almu Fuentes

jueves, 25 de mayo de 2017

A punto de irse mayo!!



Me apasionan los jacintos!! puedo pasarme horas mirando cada una de sus flores, sus colores, y el olor tan maravilloso que desprenden... como puede algo tan pequeño ser tan bello y oler tan bien??

Estamos a punto de despedir el mes de mayo, en las casas con chavales (y de madres que estudian) hay tensión, es un mes de exámenes, de mucha concentración, de mucho recogimiento, de fiestas de bachiller pero también de nervios ante la selectividad. Así estamos viviendo este mes de las flores en mi hogar, con silencio, con fuerza de voluntad y algunas carcajadas por los pasillos.

Con la vista puesta en el mes de junio... con mucha ganas de que llegue, que se vaya mayo por favor!!!! que llegue junio, con la tranquilidad y la serenidad de haber cumplido objetivos, de haber superado etapas que nos abren a nuevos caminos y el verano asomando la nariz.

Me apasiona esta época, en la que me relaja bajarme por las noches y sentarme en "el bar de la esquina" con amigos, con guitarras, con jolgorio, con chicos y mayores... planear una salida al campo y pensar en las vacaciones.

Vacaciones!!! tiempo para estar al sol, para preparar nuevos libros que leer, acabar los Círculos con el sentir profundo del deber bien hecho. Cada uno en su camino, con sus sueños en marcha, con las angustias ya en pasado... preparando viajes para el mes de julio porque lo merecemos!!

Feliz final de mayo!!

Todo mi amor

Almu Fuentes