jueves, 11 de febrero de 2016

Quédate Conmigo...





Quédate conmigo...

No te pido que te hagas cargo de mis problemas.
No te exijo que estés a mi lado y me ayudes.
No deseo que mi mal humor te salpique, tampoco mi tristeza.
No te obligo a compartir mi música, ni mi espacio.
No espero que desees lo mismo que yo.

Quédate conmigo…

Aunque tu mires la luna y yo las estrellas.
Aunque a tí se te ilumine el alma con un guión y a mi con un átomo.
Aunque tu rechaces el sol y yo no pueda vivir sin el.
Aunque a ti te apasione viajar y yo me asuste.

Quédate conmigo…

Y Seguiré respetando tu espacio al igual que tu haces con el mío.
Y no exigiré que compartas lo que no quieres como tu haces conmigo.
Te miraré nadar cuando nades y volar cuando vueles.
No te pediré que vuelvas al pasado ni resuelvas mis dudas.
No es necesario que te rías de las mismas cosas que a mi me provocan carcajadas.

Quédate conmigo…

Y sigamos bordando este encuentro de Almas puntada a puntada.
Desharemos los malos entendidos y errores de percepción con amor y paciencia.
Nos haremos de espejos como hasta ahora hemos hecho.
Y nuestro entorno aplaudirá nuestra permanencia, nuestra sabiduría y sonreirán.
Buscaremos juntas las misivas perdidas encerradas ahora en algún trastero.
Y tomaremos café en alguna biblioteca con la asustada bibliotecaria que nos guardó los secretos.

Quédate conmigo…

Te doy lo que tengo y lo que soy como siempre hice.
Mis ojos brillan al escuchar tu nombre.
Y cuidaré de que el viento no despeine tu flequillo
Y prohibiré a la mente confundirse con memorias.
Y no te soltaré porque nunca lo hice.

Y por qué digo quédate conmigo… si nunca te has ido?
Tal vez para eso, para recordar y agradecer que desde el primer instante… te quedaste.

GRACIAS

Almu Fuentes



No hay comentarios:

Publicar un comentario