martes, 1 de diciembre de 2015

¿Quién crees que nos dirige?



La niña es el consciente, la que quiere ir hacia arriba.
El Reptil, el inconsciente, el cerebro reptiliano, el que contiene el poder atávico (memorias ancestrales), el que quiere ir hacia abajo, hacia lo profundo.
El inconsciente que vela por nuestra supervivencia, nuestras funciones vitales.

Sonrío ante la insistencia de la niña, ante la inocencia de ese pequeño Ser que cree que controla.
Ella acabará bajando la escalera con toda seguridad, irá donde el reptil quiera llevarla.
El inconsciente elige el jersey rojo que me he comprado, el consciente dará una explicación razonada para la compra del jersey.
El inconsciente hará que pierda las llaves, que me equivoque de calle, que repita lo mismo una y otra vez. Controlará los sueños y cada acción.
Su función, comer real o simbólicamente, que no nos coman real o simbólicamente y vigilar.

El reptil guarda la fuerza, cada recuerdo, lo ha registrado todo. La información no se pierde. No se olvida de nada. Va a su bola, y tiene las palancas de nuestra biología. Pura supervivencia, guarda los programas biológicos, los activará en caso necesario.

Es muy primitivo, no razona, no entiende de tiempos, vive en un eterno presente. Por eso lloramos al ver una película… entre otras muchas cosas.

La niña es muy poca cosa… Nos vamos a enterar ya????

No vivas ajeno a tu reptil, respétalo, compréndelo y amalo… y si puedes, conócelo.

Almu Fuentes

No hay comentarios:

Publicar un comentario