miércoles, 4 de diciembre de 2013

El regalo de lo sencillo


Disfrutar de las cosas sencillas es un placer. Hace que regreses de esos viajes mentales a los que nos lanzamos cada día en forma de cohetes espaciales. Unas flores y estar juntos alrededor de una mesa, tomar consciencia del momento, atestiguar la presencia individual de cada Ser que te rodea. Soltar el juicio, dejar ir la necesidad de comparar, de exigir, de posicionar, en un perfecto baile de respeto y aceptación.

La vida es un teatro espontáneo, una improvisación constante sin guiones, un baile de papeles misterioso... sentarse y descansar, atestiguar, convertirme en espectador es un Regalo.


Almu Fuentes

1 comentario:

  1. Esas son las mesas de disfrute, un té, un café, unas pastitas y compañía de calidad, lo más improtante.

    ResponderEliminar