jueves, 6 de junio de 2013

Familia numerosa


Qué divertido es llegar a casa y encontrarlos, cada uno con su historia, siguiendo su propio camino, buscadores incansables de aquello que desconocen... ser madre fue para mi una de las grandes decisiones de mi vida.

Y como todo lo que yo deseo, tardaron un poco en llegar, pero cuando llegaron, ¡lo hicieron a lo grande!
Ellos son un premio y unas gafas para ver la vida. A veces miro a través de mis propias lentes, otras a través de la de cada uno de ellos y es increíble, lo que veo es tan diferente...

Confieso que tengo momentos en los que una parte de mi se siente culpable, darles más tiempo y más horas de calidad me encantaría, pero yo soy una entusiasta de mis cosas, de mis amigas, de mis espacios y sé que ellos son felices si me sienten a mi feliz.

Dice el gran neurólogo Antonio Barrio Nicolás, que los padres hacemos muchas cosas equivocadas y es cierto. Una vez hasta se atrevió a darme un tanto por ciento muy elevado, pero sonriéndome me dijo: Almu lo importante es hacer muy bien aquello que hacemos bien y eso me gustó mucho.

La vida con una familia numerosa es activa y cargada de "momentos". A veces, también es cansada, es justo reconocerlo, pero yo doy gracias cada día por la oportunidad de tener a mis cuatro hijos, tan diferentes, tan únicos. Ellos me dan fuerza e inspiración, me hacen reciclarme, no quedarme en viejas ideas, repasar mis creencias, me dan amor y humor y ser consciente de ésto hoy, me ha hecho un poco más feliz.

almufuentes@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario