martes, 11 de febrero de 2014

Asomando la cabeza tras una gripe...



Sentirse libre, ligera de equipaje para seguir el viaje. Soltar las expectativas de los demás sobre tu propio viaje, soltar las tuyas también, esas que a veces te amarran a unos resultados y acaban sacando de ti a un Ser opaco y un poco aburrido.

Hoy, saliendo de una gripe, tengo ganas de levantar los brazos como la chica de la foto y celebrar la vida. Que nos nos engañen, ningún tipo de ideología nos vale, no las necesitamos, solo ser nosotros mismos, escucharnos, atendernos, darnos tiempo, ser pacientes... amarnos bien.

Qué cansada estoy de caer a veces, en las trampas del ego que me desconectan de mi parte esencial. Las trampas del ego que juzgan, que establecen criterios muy mentales, que me hacen actuar como quien no soy.

Todo lo que necesitamos, ya lo tenemos. Si no somos capaces de verlo, es porque estamos un pelin despistados, pero lo encontraremos.

Vivamos siendo quien somos, no quien queremos llegar a ser, mañana no ha llegado, solo podemos Ser hoy y hoy no tiene más que presente. Seamos auténticamente nosotros, sintiéndonos suficiente, en nuestro peso de hoy, en nuestra salud de hoy, en nuestra energía de hoy. Vamos a hacernos un guiño personal de amor incondicional a lo que somos. Mi alma se apena cuando la exijo en exceso, se desconecta de mi, al igual que Kira mi perra, se sale sigilosamente de la correa, cuando considera que mi ritmo no es el suyo y me veo de pronto, paseando a una correa sin perro, mientras ella me mira compasivamente y a su aire.

Shhhhhhhh que se marche el frio por favorrrrr...

Almu Fuentes

No hay comentarios:

Publicar un comentario