jueves, 13 de febrero de 2014

Tengo todo lo que necesito listo


Tengo todo lo que necesito listo...

Cuando salga el sol, desataré la cuerda y repartiré los cojines de colores por algún campo o alguna playa blanca, sacaré las cajas llenas de hilos para hacer pulseras y collares, buscaré los abalorios que más me inspiren, miraré a los ojos de aquellos que amo sin esperar nada a cambio y respiraré con consciencia.

Releeré algún libro en voz alta, escogeré un nuevo olor que me abrace.

Perdemos el sol, no cuando no está físicamente, sino cuando nos desconectamos de nosotros mismos, cuando tenemos más de lo que podemos atesorar, cuando seguimos a maestros y a doctrinas que nos regañan o leen la cartilla, cuando depositamos el poder en otros, cuando culpamos para no hacernos responsables,  cuando dudamos de nosotros, de nuestra esencia, cuando nos tratamos con dureza o permitimos que nos traten, cuando nos juzgamos o permitimos que nos juzguen... entonces, se va el sol y nos quedamos en la oscuridad.

Tengo todo lo que necesito listo... mi alma está luminosa, en cuanto me sacuda el resto de la gripe, comienzo a pedalear un poco más rápido, que bien encontrarme con personas en el camino, ofrecerles un cojín, una tela alegre para tumbarse al sol y pasar un hilo por su muñeca para comprobar el tamaño, antes de hacerle una pulsera llena de luz y colorido.

Almu Fuentes


No hay comentarios:

Publicar un comentario