lunes, 5 de mayo de 2014

Elegir tus colores


Comienza un nuevo lunes y nos abrimos a una nueva semana con distintos colores. Yo hoy he elegido éstos, el rojo que representa el Amor que soy, que me sirva de base para ver a través del corazón y no de la mente, el rojo de la sangre que mantiene vivos nuestros cuerpos, de los labios a través de los cuales expresamos mínimamente, del fuego que nos mantiene danzando con la vida, de la pasión que nos invita a mirar con ojos nuevos, con ojos de niños, de principiante, con asombro y abiertas a todas las posibilidades. Elijo en segundo lugar el verde que me conecta con la naturaleza, con los árboles que veo desde mi ventana, con la hierba del colegio de mi infancia, con los bosques en donde se oye tan bien el sonido de la tierra, con las palmeras de San Fernando que me hablan de libertad. Me quedo con el amarillo del sol. Ese sol que me recarga las pilas, que me ayuda a volar desde mi terraza, que me obliga a cerrar los ojos, que me da un toque de color en la piel y calienta mi alma. Y me quedo con el rosa del color de las peonias que me regalaron ayer mis hijos, que me fascinan y que he visto nada más sentarme en mi mesa de trabajo, unas bolas rosas apretadas, compactas, que se irán abriendo suavemente a lo largo de los días… como la vida misma.

Feliz semana de mayo!

Almu Fuentes

No hay comentarios:

Publicar un comentario