lunes, 1 de septiembre de 2014

Gracias Enric!



Ya de vuelta en Madrid... Me fui tan cansada a San Fernando, (mi cara en esta foto lo dice todo), que me dejé para la vuelta hablar de él, en realidad hablar de ellos: Enric, Montse y Mei.  Pero ¿de donde ha salido tanto arte? Si… vengo reconozco que vengo algo influenciada por el idioma gaditano, pero por donde voy, cada persona que se entera que estoy formándome con ellos, no paran de preguntarme y de contarme que han visto todos sus vídeos, y cuando digo todos, digo todos. Que le escuchan cocinando, antes de dormirse o en el coche, es increíble, éste hombre está revolucionando el mundo terapéutico y despertando a un nuevo paradigma a miles de personas, entre ellas a mi.

Además… aquí en mi blog puedo contarlo, tuve la gran suerte de que Enric explicara mi árbol durante su magistral clase de Transgeneracional el último día. Y digo suerte, porque tan solo 6 árboles de los 140 alumnos del CP1 fueron estudiados. Enric siempre dice, traerme árboles interesantes y el mío… lo era. Nunca podré expresarle lo suficiente a Montse Batlló mi profundo agradecimiento por sus sinceras y sincrónicas palabras que me pusieron en el camino.

Montse… Increible. Como es posible que una persona hable con tanta pasión de la biología? Sus clases eran un puro entretenimiento, en donde nadie perdía detalle. Entre un montón de conocimientos e investigaciones personales, con un toque genial de humor y una apertura asombrosa al compartir detalles de su vida familiar que hacen de Montse una mujer sencilla, a la que puedes escuchar sin mover una pestaña… Tan especial es Montse para los alumnos, que a lo largo del CP2 en Barcelona, cuando entró a recordarnos las fases de la enfermedad, 199 personas irrumpimos en un sonorísimo aplauso, que como no podía ser de otra manera, fue recibido de forma jocosa por ella.

Y Mei, detrás de Enric, a su lado, delante, al lado de su hermana Montse, amable, segura, tranquila. Como una madre sentada en la última fila supervisando todo. Agradecerla también que en Barcelona dejó entrar a una amiga que me acompañó a escuchar a Enric a lo largo de una sesión.

Es una gozada, hacía un par de años que le escuchaba pero decidirme a formarme como especialista en bioneuroemoción con 50 años es lo mejor que he hecho últimamente. Estoy ya a la mitad de camino. El próximo día 5 regreso a Barcelona a hacer el CP4.

Me despido, antes de irme con una frase de un libro de Enric:

"la bioneuroemoción es un método lleno de técnicas encaminadas a tomar conciencia de que nuestra vida se puede vivir de otra manera y de que somos dueños de nuestra  realidad. Nos enseña a dejar de ser víctimas para aprender a ser maestros".

Gracias Enric!

Almu Fuentes

No hay comentarios:

Publicar un comentario