martes, 5 de marzo de 2013

El alivio de jugar a vuestro lado



Algo en mi interior me dice y así lo manifiesto siempre, que la vida es un juego... un juego que comienza el día en que llegamos y continúa en otro lugar en el momento en el que partimos. Un juego con unas reglas herméticas o desconocidas a los ojos, a la razón, al pensamiento, pero con una profunda sincronicidad y magia, solo perceptible por la intuición y el silencio.

Pero a veces, me cuesta recordar que la vida es un juego, no sé si os ocurre a vosotros, supongo que también. En cuanto no estoy atenta, me tomo las cosas demasiado en serio y la vida se me aparece como un enfrentamiento diario. Entonces me vuelven las palabras que tengo registradas dentro de mis creencias "La vida es dura" "es una batalla, una pelea constante"... ¡¡¡pero no!!!!!

La vida es un juego, un juego de consciencia, un juego de atención. Cada día estamos simbólicamente en una casilla en donde ocurren cosas, suceden cosas que forman parte del juego. Tirar el dado cada mañana, coger impulso y saltar de nuevo a otra casilla, con nuevas oportunidades, con otras experiencias, con otros acompañantes tal vez... quién sabe, ese es el misterio de éste juego.

La actitud es lo importante, no pongamos mucha razón al jugar, la razón nos llena de miedos, de preocupaciones, de temores, de prejuicios,  que a veces nos hacen sentir que jugamos en un juego horrible, duro, desesperanzador, un juego que querríamos abandonar, bajarnos del tablero y huir.  Y lo cierto es, que el juego es lo que nosotros queramos que sea, depende de como lo miremos, de las ganas que pongamos al jugar, de la ilusión que entreguemos, de la fé que concedamos, de la magia que generemos, de nuestra intención... de la valentía, del equipo de apoyo al que nos unamos.

Respiremos, cojamos el dado, vamos a tirarlo, vamos a observar la casilla en la que hemos caído hoy, vamos a hacerle un guiño, a sacar todas nuestras herramientas para las pruebas que el día nos depare. Sacar la lupa para ver la magia y las sincronicidades, las tijeras para cortar y ver más allá. Todo va a depender de mi, de lo que sea capaz de hacer en mi casilla, pero hay una cosa cierta, que alivio me da veros a mi lado mientras juego. Por favor, sentirme al lado vuestro también. El juego está en marcha...

almufuentes@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario