lunes, 4 de febrero de 2013

El arquero es la mente, la consciencia decide


El arquero es nuestra mente que en forma de flecha lanza un pensamiento... normalmente el pensamiento es "adivinatorio" y es que a nuestra mente, le encanta jugar a "adivinar", le encanta dispersarse, salir del aquí y el ahora, porque en el aquí y en el ahora, no tiene ningún poder, no puede jugar a nada, se queda sin flechas, se aburre... así que, mientras vivimos, nuestro arquero lanza flechas constantemente.

El problemas es seguir a esas flechas, es decir, enredarnos en el pensamiento que nos sugiere la mente, encadenar un pensamiento a otro y de pronto ESTAS PERDIDO, te has quedado triste, sin ganas, sin fuerzas y en realidad no ha ocurrido nada... solo ha sido un pensamiento.

Imaginemos que estoy estudiando, haciendo un trabajo de la oficina... ¿Cuántas veces nos aparece un pensamiento que nos distrae de lo que estamos haciendo? Muchas. El pensamiento me lleva a la reunión que tengo dentro de unos días, a ese cliente al que tengo que vender una propuesta, me siento insegura, me voy visualizando nerviosa e intranquila, no consigo dar con lo que el cliente quiere, es muy exigente, en realidad, ni siquiera me cae bien y además, pienso en los apoyos que tengo en mi oficina que no son buenos en éstos momentos, ese compañero un tanto celoso con mi trabajo.... y bla bla bla, acabo angustiada y me levanto a tomar un café. ¿Qué ha ocurrido? nada es real, yo estaba haciendo un trabajo, el que me toca hacer hoy y sin quererlo, me he ido a otro lugar a jugar a adivinar.

Los pensamientos están constantemente, pero en nuestras manos también está el no seguirlos.

No sigamos a esos pensamientos que nos quitan el poder de concentrarnos en lo que estamos haciendo ahora. Nuestra mente es el arquero, lanza la flecha, nuestra consciencia es quien decide si la seguimos o no.

almufuentes@gmail.com


No hay comentarios:

Publicar un comentario