miércoles, 6 de febrero de 2013

Ver las cosas desde otro prisma


Admiro la facilidad que tienen los niños para ver la vida desde otros prismas... hay que ser valiente y también flexible para cambiar de posición y poder observar desde otro punto de vista.

Confieso que la creencia de que mi edad  me limita y el no deseo de cambiarla, me va a impedir adoptar la posición de la niña de la foto, pero sin embargo, existen otras muchas maneras de mirar.

Mirar hacia dentro, ver la esencia de las personas y no lo que llevan fuera. Mirar quién son y no lo que hacen, mirar como se comportan y no lo que predican. Estamos llenos de prejuicios que nos condicionan, la forma de vestir, el curriculum, el estilo de vida, el estatus social, las ideas religiosas, las preferencias políticas y una larga lista.

Desde hace años intento no mirar sino "ver", ver quién hay dentro de cada ser humano y contactar no con el personaje, sino con la esencia. Hablar no con la boca sino con las energías... cuántos amigos tenemos a los que apenas conocemos, cuánta familia extraña nos rodea, cuántos compañeros de trabajo excluidos de nuestra sonrisa por su simple aspecto, en definitiva, cuántas oportunidades perdidas.

Pongo mi intención en seguir viendo y no mirando, la parte más profunda de aquellos con los que coincida ¿y tú? ¿has dado la oportunidad a todos los que te rodean? ¿los conoces, los ves?

almufuentes@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario