jueves, 24 de enero de 2013

Crear un rincón y darle magia


Merece la pena pararse a observar, cuál es el espacio de mi casa en el que mejor me siento. Muchas veces, colocamos los muebles, las camas, de la forma que mejor encajan en las habitaciones, pero no de la forma que mejor disfrutamos, por ejemplo de la luz, o de una bonita vista.

Cuántas veces las terrazas se convierten en una especie de trastero en el que vamos amontonando todo lo que no nos atrevemos a tirar, sin embargo, si le ponemos un poco de ilusión y una pizca de magia, podemos crear en una terraza muy pequeña un espacio que nos aporte mucha felicidad. Unos cojines, unas flores, una manta y transformaremos con nuestra imaginación un rincón que antes no nos decía nada.

Soñamos con grandes espacios en los que disfrutar, pero nos cuesta disfrutar de lo que ya tenemos.

Las casas están llenas de lugares que pueden transformarse, solo es cuestión de poner atención y sin necesidad de ser decoradores, simplemente con consciencia e ilusión, podemos, como con una varita mágica crear para nosotros lugares amorosos.

Cada vez que me recuerdo ésto... avanzo, creo, sueño y me siento un poco más feliz.


No hay comentarios:

Publicar un comentario