miércoles, 23 de enero de 2013

¡El Universo juega con nosotros!



Os acordáis de aquel juego de cuando éramos pequeños: el frío frío-caliente caliente? Recuerdo que cerrábamos los ojos y contábamos hasta diez, entonces una amiga escondía algo, por ejemplo una pequeña caja y la teníamos que encontrar. Cada vez que te acercabas al lugar escogido sin saberlo, tu amiga se reía y te decía CALIENTE CALIENTE y cuando te alejabas del lugar del objeto escondido, entonces te decía FRÍO FRÍO y así hasta que lo encontrabas. Os acordáis?

Pues el Universo juega a éste juego con nosotros TODOS los días. La única diferencia es, que en vez de decirnos frío frío o caliente caliente, nos habla a través de nuestras emociones. Por eso, cuando nos sentimos tristes o enfadados, es FRÍO, FRÍO, significa que nos estamos alejando de lo que verdaderamente es positivo para nosotros, y por el contrario, cuando estamos felices y nos sentimos bien, es CALIENTE, CALIENTE, significa que estamos acercándonos a lo positivo.

A partir de ahora, cada vez que me llegue una emoción... voy a sentirla para ver si es frío o es caliente, no importa lo que opinen los demás, qué más da lo que debería... en realidad importa tu emoción, lo que tu sientes por dentro y ahí, no podemos decir que no tenemos ayuda. Cerrando los ojos y sintiendo las pistas del juego, sabremos cuál es el camino.

Las emociones negativas y positivas, son señales del Universo, que como en un gran juego de niños, nos señalan si vamos bien, o si tenemos que cambiar de rumbo inmediatamente. Cambiar de inmediato no significa abandonar, pero sí que llega el momento de cambiar algo negativo por algo más positivo.

almufuentes@gmail.com



No hay comentarios:

Publicar un comentario