viernes, 4 de enero de 2013

Recibir un nuevo año con curiosidad


Acaba de empezar y para algunos, ya habrá signos de que va a ser mejor que el pasado, tal vez para otros hay vestigios de que va a ser igual y para muchos otros habrá curiosidad por lo que va a pasar.

Todo depende de nosotros, de la forma en la que lo miremos, como siempre, ¡qué pesada! todo depende de uno mismo... pero es que es cierto. Si vemos el nuevo año con oportunidades, con serenidad, con calma, con paciencia, con consciencia, entonces nos sentiremos bien. Si por el contrario lo vemos con pesimismo, lo crearemos así.

El nuevo año es en realidad, un nuevo día que vivimos, una nueva oportunidad de conocer a personas, de crear afectos, de hablar con aquellos con los que se nos quedaron temas pendientes, de esperar al que está lejos, de superar los dolores, de aceptar quien somos. Un nuevo día para contemplar lo que nos rodea, para mirar con ojos nuevos, para sorprendernos, para emocionarnos, para abrazar, para regalar con amor, para desayunar con detalles, para practicar el silencio, para disfrutar.

Abrir la puerta cada día y darnos cuenta, de que tenemos una nueva oportunidad es un maravilloso regalo, aprovecharlo depende de nosotros.

almufuentes@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario