domingo, 27 de enero de 2013

Cuando sea muy mayor quiero...



Cuando sea muy mayor quiero:

Estar en paz con mis hijos y que no sientan que soy una obligación para ellos. Que me visiten cuando lo deseen y abrazarles haciéndoles saber que mi amor es incondicional, prometo no obligarles a comer lo que no quieren, esa galletita con la que las personas mayores a veces se ponen muy pesadas y que en ocasiones agobia... esa ensaladilla rusa que tanto trabajo me ha costado, y que se convierte en un hábil juego de manipulación. Quiero escucharles con atención cuando quieran hablar y silenciar cuando no lo deseen. Amar a mis nietos y respetar la personalidad de cada uno de ellos, no ser pesimista y acompañarles en sus historias cotidianas.

Quiero intentar no dormirme horas y horas en la butaca de orejeras, evitar engancharme el día entero en los programas de la tele. Quiero no caer en el cotilleo de lo ajeno, evolucionar con mis hijos y mis nietos  sin juzgar sus vidas. Recordar donde puse mis gafas y seguir saliendo con mis amigos a sentarme en un banco para hablar de la vida, tomar el sol y reírnos.

Para conseguir todo eso, tengo que comenzar ya a descubrir esas cosas que me gusta hacer, crear buenos vínculos con compañeros amorosos y positivos, ser más paciente y no caer en las exigencias. Romper la pereza y crear planes que nos den la oportunidad de reunirnos más de vez en cuando de lo que lo hacemos. Quiero ser una viejecita adorable, que cuente historias a quien quiera escucharme, quiero ser una anciana valiente y sobre todo haber vivido con mucha consciencia.

almufuentes@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario