lunes, 17 de diciembre de 2012

Alas para volar


Yo no lo sabía, pero tenemos un botón que si lo apretamos, se despliegan unas alas enormes que nos empujan a volar. No importa nuestra edad, si estamos gordos o flacos, aquí o allá, todos las tenemos.

Son las alas de la imaginación que nos permiten enfocarnos en una vida futura y alcanzar todo aquello que deseamos. Son las alas de la libertad que nos dejan creer en nosotros y en nuestras posibilidades.

Son las alas que nos planchan aquellos que nos quieren, que no nos agarran aquellos que nos aman, son las alas de la vida que traemos de serie y con las que podemos elevarnos para vernos desde arriba.

Son las alas de la visibilidad, de la autenticidad, esas alas que se notan cuando las llevas porque levitas un poco, porque te sientes extrañamente feliz, las alas que se abren cuando amas, cuando perdonas, cuando te perdonan, cuando escuchas, cuando te escuchan.

Levanta las manos bien altas y siéntelas, después solo tienes que recordar como utilizarlas.

¡Feliz vuelo!

almufuentes@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario