jueves, 13 de diciembre de 2012

La piel que me cubre


La piel que nos cubre es nuestra experiencia. Dicen que el maestro no enseña lo que lee, sino lo que ha comprendido. Comprender es recordar y recordar es haber tenido tiempo para escuchar a nuestra intuición.

Para escuchar, hay que guardar silencio, crear un espacio de calma que nos permita observar nuestras emociones, dejar pasar nuestros pensamientos.

Silenciar es la clave, sin juicio, acompañada de una respiración calmada, para llegar a ese espacio interior en el que no hay miedos, no hay carencias, no hay apegos, no hay dependencias.

Descubrir debajo de la piel que "soy mucho más" que lo que pienso, que todo está bien, todo es como tiene que ser y repetirse a uno mismo "estoy bien, estoy sano, tengo todo lo que necesito".

La piel que me cubre son las etapas que ya he andado, en cada arruga hay un montón de nueces abiertas, en cada surco, en cada mancha estoy yo, lo más importante hoy. Yo.

almufuentes@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario