lunes, 10 de diciembre de 2012

Desayunar con amor

Me he encontrado a muchas personas a lo largo de mi vida, que me dicen que no pueden desayunar por las mañanas, que un café de pié es suficiente... pero yo no me lo creo.
Cada mañana, preparo la mesa amorosamente con todo aquello que tengo, lo mejor, fruta, leche, yogur, zumos, pan, mermeladas... no importa si estoy yo sola, si estoy con mi familia, o si esa mañana tengo alguien invitado. El desayuno es el mismo.

Ver la mesa del desayuno puesta, con la mejor vajilla, las servilletas más bonitas, crea un entorno maravilloso para empezar el día. Cuántas veces no nos paramos en esos pequeños detalles que nos aportan felicidad! Cuántas veces no hacemos cosas por nosotros mismos que sí haríamos por los demás!


Te propongo que lo pruebes, ofrécete ese regalo matinal, tal vez poner el despertador 15 minutos antes, te resulte duro al principio, pero quizás en la paz de un desayuno completo y saludable encuentres la mejor gasolina para ofrecer a la vida lo mejor.

almufuentes@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario