martes, 11 de diciembre de 2012

Bolas pendientes



Los temas pendientes... esos "asuntillos" sin resolver, que vamos posponiendo para mañana, nos pesan, ¿lo sabías? Cada cosa no resuelta la guardamos en la mente y está ahí. Nos creemos que al no pensarlas no las llevamos, pero no es cierto, y lo peor... ¡¡¡Cómo pesan!!!!!

¿Te has parado a observar el placer que sientes cuando resuelves "una bola"? y además... era mucho más sencilla de lo que realmente esperabas. Lo duro era llevarla, saber que no la has resuelto cada día, porque de esa manera, se va haciendo grande y grande hasta pesarte muchísimo.

No es fácil proponerte deshacer una bola cada semana... esa llamada pendiente, esa multa sin pagar, esa cita médica que te agobia, ese análisis de sangre rutinario, ese espacio por ordenar, esos papeles por revisar.... pero te aseguro que ¡merece la pena!

almufuentes@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario