lunes, 10 de diciembre de 2012

Tu cerebro, mi cerebro... ¡acuérdate!

Es la máquina más potente que existe, no hay otra igual. Está llena de neuronas, aproximádamente 100 mil millones!!!! aquí da para una broma, pero no voy a hacerlo. Nuestras neuronas, las tuyas, las mías, disparan energía y descansan constantemente, no me extraña que estemos cansados en tantos momentos.

Perdón por el rollo pero me parece importante saber, que el número de veces que nuestras neuronas disparan es lo que llamamos FRECUENCIA CEREBRAL.

El cerebro puede pasar de disparar con mucha frecuencia a bajar lentamente la frecuencia y emitir pequeños y ligeros disparos, o lo que es lo mismo, nuestros cerebros están más que acostumbrados a subir y bajar la frecuencia. Cada noche cuando nos vamos a dormir el cerebro disminuye sus frecuencias y eso nos permite conciliar el sueño, a la misma vez, cada mañana cuando nos despertamos, las frecuencias comienzan a subir hasta mantenernos completamente despiertos.

Frecuencia Beta, estamos despiertos, atentos a lo que pasa en el exterior.

Frecuencia Alfa,  estamos relajados, es la frecuencia en la que escuchamos a nuestra INTUICION.

Frecuencia Zeta, estamos muy relajados, entre medias del sueño y el despertar, no somos conscientes del tiempo y del espacio, es la zona en la que se entra voluntariamente a través de la meditación pasiva (sin sonido).

Frecuencia Delta, estamos dormidos, hay muy poca información sobre lo que ocurre en ésta frecuencia.

Pero el cerebro por sí solo no hace nada, es LA MENTE la que controla nuestra gran máquina, la mente que tiene la capacidad de subir y bajar las frecuencias, la dueña y señora de las velocidades, de los pensamientos, la que tiene la llave para dejarnos dormir o mantenernos despiertos.

Todos sabemos que la mente alberga nuestros miedos, nuestros enfados, nuestros recuerdos. Yo a veces, me enfado con ella sintiéndome muy prisionera de sus caprichos, de sus manías, de sus enconamientos.

Pero la mente, tiene también una capacidad asombrosa que apenas utilizamos con consciencia: la de enfocar.

Si, la mente enfoca, puede hacerlo, como una gran lente, como nuestros ojos, puede enfocarnos al pasado y entonces nos trae recuerdos, a veces dolorosos, a veces placenteros, a ésto le llamamos VISUALIZAR. El problema es que al visualizar, por ejemplo cosas que pensamos que nos van a salir mal, o situaciones vividas que nos dejaron dolores en el alma, lo que hacemos es PROYECTAR, es decir, pensar que lo que está delante, el futuro va a ser una réplica de lo vivido.


Y aquí es donde quiero llegar: tenemos también la capacidad de crear en el futuro. ¿Como? con la poderosa arma de la IMAGINACION. La física cuántica dice que Creer es crear, que somos nosotros los creadores de nuestra realidad. Me parece tan increible sentir y pensar, que aquello que he pensado pueda venir a mi!!!! tan solo por haberlo pensado.

Entonces, me voy a sentar cada día, voy a imaginar todo aquello que desee, voy a inventarme que ya lo tengo, no estaré loca por ello, no me estaré comportando como una niña, por el contrario, estaré utilizando el inmenso potencial de mi mente para dibujar mi futuro. Me voy a dar permiso para recrearme en imaginar todo aquello que deseo para mi, tú también puedes hacerlo, para tí, para tu empresa, para tu negocio...

Atrévete a imaginar, da ese espacio y quién sabe... si la ciencia no nos engaña, el que no esté haciendo ésto YA, está dejando en manos de una mente miedosa todo su futuro.

Yo, desde luego, ¡me pongo ahora mismo!

almufuentes@gmail.com




No hay comentarios:

Publicar un comentario