martes, 11 de diciembre de 2012

¿Tienes un lío?



Me reí anoche con una amiga que está haciendo pequeños cambios en su forma de quererse, de cuidarse, de tratarse, de ocuparse de ella misma... Al volver del trabajo y a pesar de que vive sola, había encendido unas velas en el salón para sentarse a escuchar música y relajarse. Se había duchado, preparado una copa de vino y se disponía a acabar el día en la mejor compañía: la suya.

A los pocos minutos, recibió la visita de una amiga, que al ver el ambiente de su casa le preguntó: ¿Tienes un lío?... la lógica es aplastante desde mi punto de vista, no es frecuente que preparemos nuestro espacio, que le demos toques mágicos y de calidad, cada uno el que desee, especialmente cuando estamos solos.

Por eso, es maravilloso darse cuenta de que cuando ponemos ILUSION para nosotros, en realidad SI estamos teniendo un lío, ¡un lío con nosotros mismos!

Encender unas velas al llegar a casa, comprarse unas flores para uno mismo, buscar una buena botella de vino, escoger un buen libro, darse un baño o simplemente repasar recuerdos en un ambiente agradable y cuidado forma parte de LA FELICIDAD. En definitiva, los pequeños detalles que se nos pasan por alto, que siempre dejamos para mañana, que reservamos para las visitas esperadas, para el amor, para el lío...

Hoy pongo mi intención en cuidar mis espacios que en definitiva significa cuidarme a mi misma.

almufuentes@gmail.com

1 comentario:

  1. Hoy, que tenía un ratito, he decidido repasar todas las publicaciones que me había perdido y me han gustado mucho. Me gusta leerte y sentir que sé un poco más de ti, y dejarme fascinar por tu persona un poquito mas.
    Me ha gustado en especial esta idea que considero tan importante de dedicarnos espacio a nosotros mismos, porque, en cierto sentido, somos lo más importante. Ayer mismo lei algo que tiene que ver con esto y que me ha venido a la mente, decía asi:
    "i’m a strong believer that not everything you do needs an explanation. if you want a tattoo, get one. if you rather stay home that night, it’s okay to miss that party. don’t forget that you’re living for yourself. you don’t owe anyone an explanation for your choices or preferences."

    Esa fuerte necesidad que tenemos a veces de satisfacer a los demás hace que nos olvidemos de satisfacernos a nosotros mismos, priorizando lo que nos gusta o apetece hacer.

    Gracias por cada texto.
    Un besito,
    Lu.

    ResponderEliminar